Edición No. 1238. Quibdó, octubre 18 a 24 de 2019

Curiosidades del Chocó

 

Movimiento bolchevique en Condoto;

Candó, el Macondo chocoano

Francisco Moreno Mosquera

Corría el año de 1923, cuando empezaba a florecer el negocio del oro y el platino en Condo¬to. Un gran número de aventureros y ca¬pitalistas foráneos se asentaron en el municipio, dedicán¬dose e explotar no solo los metales sino también a la población nativa. Enton¬ces, inspirados en la Revolución Rusa de 1917, un grupo de condoteños van¬guardistas organizó un movimiento de reivindicaciones sociales, que en un momento dado produjo incidentes de orden público, pero sin consecuencias graves. En una insólita carta racista di¬rigida al Ministro de Gobierno, el Inten¬dente Nacional del Chocó, Miguel An¬zola Casseres, solicitó el envío urgente de varias decenas de policías para con¬tener una supuesta revuelta popular de lo que él llamaba “la plebe contra los blancos”, encabezada por unos “vagos y negros de tendencia bolchevique”. Se quejaba el Intendente de que estos ciu¬dadanos trataban con insolencia a las élites que eran, según él “personas de¬centes”, y advertía sobre el peligro que representaban los inconformes, quienes hablaban de una mejor distribución de las riquezas.

Una de las primeras telenovelas co¬lombianas tuvo como escenario al departamento del Chocó.

Con el título de “Candó”, se emitió el primer capítulo el 10 de febrero de 1969. Candó (como el Macondo ficticio de García Márquez) es el nombre de un pueblo imaginario del Chocó que vivía de la explotación de madera y estaba asediado por ambiciosos contrabandis¬tas del oro. Calificada como la telenove¬la del año, se desarrolla en una trama de acción y suspenso de principio a fin.

Entre otros personajes, actuaron Julio César Luna, Judy Henríquez y Leonor González Mina.