Edición No. 1216. Quibdó, mayo 17 a 23 de 2019

Bocadillos de prensa

$171 millones en ayudas para Chocó

rcnradio, mayo 11/19

Autoridades reportaron que once comunidades indígenas, integradas por unas mil 600 personas, ingresaron a la ruta de atención del Gobierno Nacional en Juradó, Chocó. Las familias están desplazadas o confinadas por los enfrentamientos de grupos armados que se disputan las rutas del narcotráfico en el Pacífico.

El director de la Unidad Nacional de Víctimas, Ramón Rodríguez Andrade, anunció la entrega 16 toneladas de ayudas humanitarias inmediatas, por valor de 171 millones de pesos y tras solicitud de la Gobernación de Chocó.

La próxima semana, las familias afectadas recibirán kits de alimentos y aseo, compuestos por colchonetas, toldillos e implementos de cocina, entre otros.

También habrá brigadas de salud para la población.

Jóvenes buscan entrar a la  política del Chocó

KIENYKE, mayo 12/19

Seamos Chocó es una iniciativa que busca que los jóvenes de la región asuman el liderazgo de su territorio invitándolos a ser parte activa de las decisiones que se toman.

La plataforma política de relevo generacional se oficializó el pasado 30 de abril en Quibdó donde 100 jóvenes provenientes de Bagado, Medio San Juan, Medio Baudó, Atrato e Istmina afianzaron su compromiso con el lugar en el que residen. Además de cambiar las dinámicas sociales que allí se presentan.

Uno de estos jóvenes es Cristian Vivero Mosquera, líder del Colectivo Pro San Juan quien dijo que la propuesta surge como reacción de los jóvenes del manejo tradicional que se le han dado a las decisiones en el departamento y que hoy lo tiene con problemáticas sociales profundas y escándalos de corrupción.

Lo que esperan los miembros de organizaciones juveniles como Movimiento Autónomo Democrático Estudiantil Universitario (Madeu), Derecho Autónomo Estudiantil (Dae), Jóvenes Bagadó y Colectivo Pro San Juan, es a través de este proyecto llegar a los concejos municipales como primer espacio de participación.

Sin embargo van por más, hacer parte de alcaldías municipales e ir construyendo el camino para consolidarse como una importante fuerza política y un actor de gran incidencia en la región.

Turismo en lugar de minería, la apuesta audaz de una vereda chocoana

Semana, nov 21/18

Los habitantes de la vereda Salero, en el municipio Unión Panamericana, han usado sus recursos para extraer oro y platino y vender madera, en pocas palabras, es una zona de tradición minera. “La comunidad está entre la espada y la pared, porque si no se dedica a la minería o deja que entre una moto sierra al bosque a talar árboles, no comen”, asegura Atanasio Mosquera, representante del Consejo Comunitario Local de Salero (Cocolosa).

“Desde muchacho he cavado minas y al principio era fácil encontrar oro, pero ahora es diferente. Si tengo suerte hallo un gramo de oro en un día porque está cada vez más profundo, a unos 30 o 40 metros de la superficie”, recuerda Antonio Mosquera, uno de los miembros más antiguos de la vereda.

Conscientes de que la principal fuente de ingreso de Salero está en riesgo, y de que los recursos naturales se están afectando aún más con las exploraciones fallidas, la comunidad está trabajando de la mano con Nature Colombia, una agencia de viajes enfocada en rutas de avistamiento de aves y anfibios que llegó a la vereda para generar conciencia sobre el cuidado ambiental y la capacitación en turismo.

El Pacífico busca su propia verdad

Colombia Plural, mayo 13/19

Este 22 de mayo se presenta en público la Comisión Interétnica de la Verdad del Pacífico, un esfuerzo inédito que busca construir un relato propio de lo acontecido durante el conflicto armado.

La CIVP se declara autónoma, pero complementaria de la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición (CEV), creada en el punto 5 del Acuerdo entre el Gobierno y las FARC-EP.

Conformada por las autoridades étnicas y dotada de una secretaría técnica y un equipo de 13 investigadores, la CIVP ha dividido el Pacífico en 10 subregiones: Bajo Atrato y Darién, Alto y Medio Atrato, Costa Pacífica chocoana, Baudó, San Juan, Buenaventura, Costa Pacífica Caucana y tres subregiones en la Costa Pacífica Nariñense.

La gran diferencia de esta comisión con la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad es que la CIVP buscará “la verdad desde la perspectiva de las víctimas, y no tendrá un valor de verdad ju-dicial sino una constatación histórica como parte de la construcción de la memoria” y tendrá en cuenta a los individuos, a las comunidades y a los territorios como víctimas del conflicto armado.