Edición No. 1258. Quibdó, marzo 20 a 26 de 2020

Bocadillos de prensa

Desde Chocó llega el nuevo personero de Medellín

minuto30, marzo 11/20

El actual personero de Medellín, William Yeffer Vivas Lloreda, llegó a los estudios de televisión de Minuto 30 para darse a conocer y contarle a la comunidad cómo llegó a ocupar ese cargo, también indicó que conoce al detalle las principales problemáticas de la ciudad.

Según le contó el personero a este medio, problemáticas como el hacinamiento carcelario y la situación de migración que hay en Medellín son temas prioritarios, así como el cambio de sede, pues posee problemas estructurales que imposibilitan el trabajo de los funcionarios y que además trae consigo problemas de salud para ellos.

Vivas Lloreda también conversó sobre sus expectativas y las propuestas que espera llevar a cabo durante sus cuatro años de gestión.

 

Ilario Mecha, guardia indígena Wounaan asesinado en Bogotá

contagioradio, marzo 18/20

En un comunicado, el Cabildo Indígena Wounaan Nonam de Bogotá recuerda que en agosto de 2016 fue asesinado Lorindo Memache Chamarra de 17 años, proveniente de Pizarro en Chocó, a él se suma Yerson Membache Opua de 13 años, que perdió la vida en julio de 2017. En ambos casos, se usaron armas blancas para cometer los homicidios.

El más reciente hecho involucra al guardia indígena Ilario Mecha Pedroza, proveniente del Bajo Baudó Pizarro, Chocó, y que vivía (como los otros dos menores) en la localidad de Ciudad Bolívar. Adicionalmente, el Cabildo reporta que en diciembre de 2019 un miembro del pueblo fue apuñalado en el barrio Naciones Unidas, pero debido a que la herida no fue grave fue posible salvar su vida.

Por esta razón, y ante las constantes amenazas a los líderes en el barrio Vista Hermosa de la localidad, en el comunicado se declara que los 605 habitantes del cabildo, agrupados en 145 familias se sienten atemorizados, y recuerdan los motivos que los llevaron a desplazarse desde el Chocó.

 

¿Conviene impulsar la ganadería en el Chocó?

Semana, marzo 14/20

Hace un par de días la gobernación, a través de la Secretaría de Planeación, socializó ante los alcaldes de los municipios del Darién, el proyecto que, según el ente territorial, busca mejorar la producción ganadera mediante técnicas investigativas apoyadas en ciencia y tecnología.

Se trata del proyecto que está listo para aprobación ante OCAD denominado: Desarrollo de modelos pilotos de ganadería spara el sector ganadero en el departamento y que tiene un valor de 15.400 millones de pesos, los cuales serán financiados con recursos del fondo de Ciencia y Tecnología. La iniciativa productiva tendría una duración de dos años y medio y beneficiaría a 219 fincas ubicadas en cuatro de los cinco municipios de la subregión del Darién: Carmen del Darién, Unguía, Riosucio, Belén de Bajirá y Acandí. La gobernación no aclara cuál de estos no haría parte del proyecto.

El proyecto contempla tener unas fincas piloto que serán manejadas por las alcaldías municipales donde se concentrará el material para el fomento de la ganadería y asistencia técnica a las demás fincas que no serán beneficiadas. Estas se encargarían también del pro-ceso de transferencia de embriones, caracterización de bovinos, inseminación artificial, monitoreo de respuestas genéticas y capacitaciones, entre otras actividades, con el fin de tener capacidad instalada en la región y que el proyecto pueda ser sostenible.

Leyner Mosquera, chocoano, economista de la Universidad de Los Andes y líder de opinión sobre temas de desarrollo económico en el Pacífico, afirma que no cree que la ganadería sea una actividad sostenible y menos que sea el camino para generar crecimiento económico en esta región del país.

Para Mosquera, es importante que los recursos públicos no se inviertan de manera ineficiente, sino que se dirijan, por ejemplo, a incentivar proyectos de emprendimiento potenciando la parte ecológica y natural de esta zona del país.

 

Cacarica: 23 años construyendo paz

comisiondelaverdad, marzo 13/20

El quinto Festival de las Memorias “Somos Génesis 2020” inició el pasado 28 de febrero en Turbo, Antioquia y finalizó el 1 de marzo en la Zona Humanitaria Nueva Vida en Cacarica, Chocó. En el evento participaron víctimas y responsables como un primer paso en el camino de la memoria transformadora, el derecho restaurador, y el impulso a las garantías de no repetición.

En el coliseo Bruno Martínez de Turbo se realizó la apertura del festival con la reubicación del monumento que las viudas de Cacarica solicitan sea reconocido como monumento de la nación, un símbolo que evoca la situación de hacinamiento que padeció esta población desplazada de las 23 comunidades del Territorio Colectivo de Cacarica.

Recordaron que del 24 al 27 de febrero de 1997 se dieron dos operaciones armadas en simultáneo: la Operación Génesis bajo el mando del general Rito Alejo del Río de la Brigada XVII del Ejército Nacional y la Operación Cacarica de las Autodefensas Unidas de Colombia. Estas acciones tenían como objetivo atacar los supuestos frentes de las FARC presentes en el territorio, pero según los pobladores terminó afectando gravemente a la población civil organizada en 23 comunidades.

Según ellos, la comunidad fue obligada a salir, en tres días, del territorio.