Edición No. 1216. Quibdó, mayo 17 a 23 de 2019

El Chocó de ayer

De la edición 3115 del periódico ABC (enero 10 de 1935)

El concejo aprobó el contrato para el establecimiento de unidad sanitaria en el municipio.

En días pasados informamos en este periódico que la honorable Municipalidad se había excusado de celebrar un contrato para el establecimiento de una unidad sanitaria en el Chocó propuesta por la Dirección Nacional de higiene, y mediante un gasto anual de $7.200. Ese informe constaba en una nota de la Dirección de Higiene.

Hoy hemos tenido el gusto de saber que ya el contrato fue aprobado enla forma pedida por la Dirección de Higiene, con alguna modificación muy justa del Concejo, para cambiar lo referente al tratamiento del pián, que es obra que adelanta la Intendencia, por otra clase de tratamientos para otras enfermedades. Calurosos aplausos merece el concejo por esta determinación.

Una cuestión social

El Director de Educación Pública ha podido cerciorarse de que la asistencia a las escuelas, especialmente a las rurales, es deficiente. Indagando las causas, ha podido constatar que esa irregularidad radica en el hecho de que muchos niños o tienen vestido, ni sus padres les dan la alimentación adecuada, o se las dan a retazos, insuficiente, porque su situación económica no les permite cumplir con sus deberes.

La situación no puede ser más lamentable. Y el Estado, en cualquiera de sus formas —nación, intendencia o municipio— está en deber de salvar la situación, contribuyendo al establecimiento de la sopa escolar, del ropero escolar, como medios racionales de atender a las necesidades del niño del campo, que acaba por convertirse en vago a causa de su ignorancia, o porque el malestar económico que observó en el hogar lo indujo a costumbres indeseables.

Buscando este mejoramiento, el Director de Educación Pública ha solicitado la cooperación de algunos concejos, como el de Quibdó, y abriga la esperanza de que su gestión encuentre eco favorable en los representantes del pueblo que tienen asiento en el cabildo y tenga, como consecuencia, la repetición del acto noble, en otros municipios de algunos recursos, como Istmina y Condoto. Y no mencionamos a El Carmen, que es un municipio pobre, porque sobra exhibirlo, ya que desde hace algún tiempo tiene dados esos pasos de avanzada.

La sopa escolar en el campo no vale gran cosa y puede sostenerse con un modesto auxilio de los concejos. ¿Por qué no han de poder dar esos municipios siquiera cien pesos mensualmente para las escuelitas de los pueblos? Hay que llevarles a esos niños alimento intelectual y material, Obrando con un criterio severo, para efectos de la selección, a fin de que no vaya a convertirse la sopa escolar en una lonja de caridad para los más audaces, que pretendan desatender sus obligaciones para recargarse al Estado, la noble institución pueda obrar el efecto que persigue: que la asistencia a los establecimientos de educación no disminuya porque esos muchachos no tienen cómo tomar alimentos.

Mariana Ganem de Zaher

Se despide atentamente de todas sus numerosas amistades de esta culta sociedad, lamenta no haber cumplido con este deber en persona, por motivos insalvables y se complace en ofrecerse a sus órdenes en Cartagena. Quibdó, enero 7 de 1936.

El concejo y la ciudadanía de Riosucio piden la reelección del alcalde Padilla.

Resolución Nro. 5 de 1935 (diciembre 29) Por la cual se hace una solicitud al señor Intendente Nacional del Chocó.

El concejo municipal de Riosucio de Atrato en uso de sus atribuciones legales y

Considerando:

a) Que por decreto intendencial 215 de 31 de agosto pasado del año 1935, fue nombrado en propiedad y para el resto del período Alcalde titular de este municipio el señor Luis Padilla M.

b) Que la consagración del actual alcalde municipal, Señor Luis Padilla M. Unida a la preparación y caballerosidad que lo caracteriza ha sido elemento de primer orden en los buenos éxitos logrados hasta hoy, haciendo merecedora su administración no solo al plauso unánime de los ciudadanos sino que constituye garantías para una nueva administración.

c) Que el señor Luis Padilla M., Alcalde municipal, con el ánimo progresista que lo caracteriza se ha mostrado desde la mesa de su despacho amplio, franco y sincero, dejando para ese pueblo, como ejemplo para administraciones venideras, situaciones sin críticas, de consiguiente insospechables y llenas de la mayor pulcritud; por lo que esta entidad legislativa, con la cooperación del actual jefe de la administración municipal espera alcanzar el resurgimiento de esta importante sección del territorio chocoano.

Resuelve:

Art.1. Solicitar muy encarecidamente, como en efecto solicita al señor Intendente Nacional del Chocó la reelección en el nombramiento de alcalde titular de este municipio para el próximo período al señor Luis Padilla M.

Art. 2. Copia de esta resolución será remitida al señor Intendente Nacional del Chocó para los fines legales ulteriores y por su muy digno conducto al Excelentísimo señor Presidente de la República y al señor alcalde municipal para su conocimiento.

Dada en el salón de sesiones del H. Concejo Municipal de Riosucio, a los 29 días del mes de diciembre de 1935. El Presidente, A. Mayoral Martínez El secretario, Víctor A. Córdoba Salge.