Edición No. 1253. Quibdó, febrero 14 a 20 de 2020

El valor e importancia de la cultura

Wilson Arboleda Asprilla

En el c o n texto de los paradigmas sociales, de la concepción y cosmovisión de la vida y el conoc i m i e n t o , la cultura muestra un poder diferente, dada la relevancia e influencia que ejerce en los márgenes de lo particular, para estar en el centro del debate y las acciones que construyen y unifican la infraestructura de los pueblos y las naciones.

La cultura es uno de esos temas que no son tan evidentes en nuestro medio y que por eso es tratado como algo decorativo y secundario, cargado de estereotipos y a las ligeras, sin la importancia y fortaleza que debiera tener.

¿Cuál es el significado de la cultura en nuestro departamento del Chocó y nuestros muni-cipios?

¿Qué valor le asignamos a la hora de emprender un desarrollo humano?

En el Chocó la cultura debe ser la infraestructura espiritual y emocional del departamento, capaz de unificarnos en nuestras creaciones y diferencias, desde luego imprimiéndole ese valor agregado en las aulas de clases, recreando el constructo de nuestros antepasados, así como los valores, símbolos, signos y sentidos compartidos.

En tiempos de desplazamientos, crisis, conflictos y resistencias que viven nuestras comu-nidades, los artistas, músicos y gestores culturales han construido y construyen confianza, unidad, fuerza y esperanza para los pueblos.

Dado que somos pueblos diversos, la cultura no es única, son culturas que vitalizan, di-namizan e intensifican acciones que van renovando y generando los tejidos de los pueblos y comunidades.

Hay tantos ejemplos, desde la danza que libera el espíritu, la música que imprime realce a lo cotidiano hasta la literatura que crea mundos y viaja a lo más profundo del ser sin desconocer el arte que modela el parado, el presente y el futuro.

Un presupuesto robuisto sería necesario, dotaciones de escenarios y locaciones, los eventos y concursos generarían esa fuerza vital para la unidad de nuestros pueblos. Recordamos de paso lo que en materia cultural se desarrolló en Tadó, Viroviro, Istmina, Condoto, Riosucio y Quibdó.

En buen hora la reconstrucción del teatro César Conto en Quibdó.