Edición No. 1244. Quibdó, noviembre 29 a diciembre 5 de 2019

La UTCH, lejana del Chocó y su gente

¿Universidad Tecnológica, “Alma Mater de la chocoanidad?

Francisco  Aurelio Mena Rodríguez

 

El departamento del Chocó, además de su gente, cuenta con un activo invaluable representado en la Universidad Tecnológica del Chocó ‘Diego Luis Córdoba’.

Una institución icono y referente de avance para muchos, y de la cusl se espera que más allá de su compromiso misional en función de los beneficios del pueblo, inicie a producir las propuestas de solución a las ingentes necesidades y desbalances de la abandonada sociedad chocoana, que forme profesionales idóneos para no solo dirigir el rumbo de su territorio sino también para brindar nuevas posibilidades al mundo, de cara a las problemáticas y condiciones del entorno.

Esta institución, que un día logró parapetarse para formar ciudadanos en un paìs azotado por la guerra y que haciendo esfuerzos para posicionarse en la rica biodiversidad de su geografía, luchando para consolidar un cuerpo docente en sintonía con los retos que impone la sociedad de hoy, parece ya no existir.

Con este contexto de institución abanderada, líder de la región, referente e ícono, entre otras características, se esperaría que la Universidad Tecnológica del Chocó, nuestro arquetipo, nuestro maor orgullo, donde tendrían que estar los verdaderos espíritus líderes del pueblo donde subyacen las soluciones a nuestros problemas regionales, no debería cejar en sus exigencias y compromisos por el estudio y la investigación y por un trabajo que lleve a los alumnos por los senderos de ‘Patria chica’ y la cultura del pueblo.

Duele concluir hoy que la UTCH ya no es lo fue antes.

Adiós al liderazgo, también a esa excelsa calidad educativa, a la erudición, adiós, adiós.

Duele ver y entender que ese abanderamiento que un día existió en lo académico, se haya convertido en un fardel de corrupciones.

La U tendrá que esforzarse por derrotar el “facilismo” y la corruptela. Tristemente la realidad es otra, muy diferente.

Resulta doloroso que la UTCH no se turbe ante las realidades de inequidad y exclusión que padece su territorio y su gente y que se mantenga insensible frente a realidades que otros ven, pero nuestra Alma Máter no, a pesar de padecerlas.

Ahí deberá ser donde estructurarse la cultura ciudadana: que piense, diseñe y construya ese “para dónde vamos” de la sociedad chocoana.

Aspiramos tener la certeza de que UTCH vuelve a ser la gloriosa “Alma Máter” del Chocó Biogeográfico, líder de las luchas por el reconocimiento del pueblo afrocolombiano, negro, palenquero y raizal.

Disgusta verla convertida en un trampolín hacia la perversa práctica politiquera, donde el pueblo no importa porque ocupa el último eslabón de su cadena de intereses.